Diez cosas que debe hacer si se lesiona al trabajar

English

  • Reporte la lesión a su compañía o patrón(a). Las leyes no dictan la manera en la que deba reportarlo, pero su compañía o patrón(a) pudiera contar con requisitos para reportarlo. Cumpla con los requisitos. Si no consiguiera atenciones médicas de inmediato, trate de asegurarse de reportarse oficialmente por escrito con alguna persona encargada en el trabajo, para que no se olvide lo sucedido.
  • Dígale a su doctor(a) cómo se lesionó. Esto servirá para que conste por escrito que usted se lesionó en el trabajo, y así su doctor(a) contará con la información necesaria para que éste o ésta reporte lo sucedido de parte suya ante la Comisión Industrial de Arizona.
  • Si se lo exigieran, acuda al o a la doctor(a) que le indique su compañía o patrón(a). Los que le emplean a usted tienen el derecho de indicarle qué doctor(a) deberá atenderle una vez tan pronto se lesione. Después de eso, usted podrá escoger su propio/a doctor(a). Sin embargo, si usted consultara por segunda vez al o a la doctor(a) patronal, se entenderá que ha decidido aceptar a tal doctor(a) para que le siga atendiendo. (Hay compañías y patronos que se aseguran por cuenta propia y tienen el derecho de indicar que usted reciba todo su tratamiento con los médicos que escojan ellos. Si tuviera dudas, pida que se las aclaren.)
  • Consiga el nombre y el número de teléfono de toda persona que fuera testigo de o presenciara su lesión. Así, si luego se discutiera dónde o cómo fue que se lesionó, podrá proporcionarle esta información a su abogado(a).
  • Acuda a una sala de emergencias si tuviera que atenderse de urgencia su lesión.
  • Atiéndase con un(a) especialista. La indemnización a los trabajadores no exige que siga su evolución médica con un(a) doctor(a) de cabecera. Si el o la único/a doctor(a) que usted conociera fuera doctor(a) de familia o cabecera, pida que le envíen con su especialista indicado/a lo más pronto posible. Por lo general, él o ella aumentará sus oportunidades de que se recupere lo más pronto y lo mejor que pueda.
  • Colabore con su representante de seguro. Recuérdese de que el deber de la compañía aseguradora es investigar su reclamo para ofrecerle prestaciones. Pudieran querer grabar sus declaraciones, entrevistar a sus testigos o conseguir copias de su ficha médica acerca de lo que se lesionó. Todas estas diligencias son normales.
  • Diga la verdad. Esto no hay que explicarlo.
  • Si se le asignara un(a) enfermero/a a cargo de su caso, pida estar presente y que le permitan participar cada vez que su encargado/a (NCM, por sus siglas en inglés) se comunique con su(s) doctor(es).
  • Consiga asesoría legal si tuviera dudas. Muchos abogados platicarían con usted gratis. Le pudieran informar si necesitaría o no necesitaría que le representara un(a) abogado/a, o cuándo debería volver a comunicarse con ellos en el futuro.